Consejos para reposteros caseros: 10 trucos para hacer merengue en casa

El merengue es una masa cremosa, ligera, sencilla y dulce, el fetiche de muchos reposteros para usar como relleno en pasteles o en tartas, claro que eso depende del tipo de merengue que utilicemos, porque no todos son iguales ni tienen la misma consistencia. Hacer merengue es una buena forma de aprovechar las claras sobrantes.

Podemos hacer merengue seco o esponjoso, francés, italiano o suizo y todos tendrán siempre la misma base, es decir, claras de huevo y azúcar. Lo que sí varía en cada uno de los tipos de merengue son las cantidades usadas, así como el tipo de azúcar y la forma de añadirla a las claras.
huevos-y-azucar-merengueEn este post queremos daros algunos consejos para que cuando hagáis merengues os queden perfectos y bonitos a la vista, además de al paladar.

  1. Los huevos para montar las claras deben estar a temperatura ambiente. El frío dificulta que las claras se monten bien.
  2. Debemos separar muy bien las claras de las yemas para que única y exclusivamente nos quede la clara a la hora de montarlas.
  3. La mejor herramienta para montar las claras son las varillas, ya sean manuales o eléctricas. La crema necesita aire para obtener volumen, así que el batido debe ser constante.
  4. Puedes usar azúcar en polvo o azúcar glas, eso depende del tipo de merengue que hagas. Es mejor que la de granillo porque el merengue la absorbe mejor. Además, el azúcar glas tiene un poco de almidón, que ayuda a unir los ingredientes.
  5. Pesa las claras, te ayudará en las medidas. Ten en cuenta que para que el merengue se mantenga bien, es necesario disponer de dos veces más de azúcar que de claras de huevo.
  6. El azúcar en polvo se añade mientras se montan las claras y el azúcar glas se añade al final.
  7. Las claras se mantienen mejor si añades unas gotas de limón.
  8. Una pizca de sal nos ayudará a batir menos, ya que este ingrediente hace que las claras se monten un poco antes.
  9. El tiempo correcto de cocción de un merengue depende de muchos factores: del tamaño de los merengues, de la textura que quieras darles (pegajosa o seca), de tu horno y del grado de humedad de la cocina. Nuestro consejo es que lo hagas con cariño y dejándolo cocer a temperatura baja.
  10. ¿Te gustan los merengues de corazón pegajoso? Detén la cocción y los conseguirás.

Muñeca-vestido-merengue - Daver Pastelería online

Guardar

Facebooktwitterpinterest